Malasia.- Universiti Sabah Malaysia (UMS)  ha logrado un gran avance en la acuicultura del mero con la cerrar el ciclo de mero tigre (TGGG) y del mero híbrido gigante.

“El híbrido tiene muchos atributos que incluyen el rápido crecimiento, mayor resiliencia a las variaciones ambientales, mejor resistencia a la enfermedad y una excelente calidad organoléptica” resaltó la Prof. Dra. Rossita Shapawi, Director del Borneo Marine Research Institute al medio Daily Express.

“El enfoque y la tecnología desarrollada para nuestro hatchery de peces ha sido adoptada en muchas industrias de producción de mero en el sudeste de Asia, contribuyendo a la sustentabilidad de la producción de semilla y la viabilidad económica de este emprendimiento”.

“Mientras que el TGGG ha sido tomada por la industria, hemos pasado a cerrar su ciclo, que no es ninguna tarea fácil”.

“Una serie de desafíos, incluido el tiempo que requiere un híbrido de mero tigre para alcanzar la madurez en hatchery, probar la dieta y otras condiciones necesarias para la fertilidad” destaca la investigadora.

“Pero a través del conocimiento científico, la experiencia ganado, consistencia y el enfoque en Investigación y Desarrollo, nosotros hemos conseguido desarrollar el sistema de criadero para las larvas del mero tigre que no ha sido registrado antes en el mundo”

“Nuestros reproductores TGGG (F1 generación) han desovado con éxito en cautividad por primera vez, produciendo huevos de alta calidad y larvas (generación de híbridos F2)” destacó  Shapawi.

“Ahora es una realidad que abre el camino para inmensas posibilidades para la industria de la acuicultura del mero” mencionó la científica.

Shapawi dijo que un total de 100 millones de huevos de híbridos de mero tigre han sido cosechados de cinco lotes de desove en el hatchery de UMS, con una destacada alta tasa de eclosión, entre 95 y 98%, lo que refleja una fuerte posibilidad de resiliencia que la heterosis podría haber impartido.