Entre el 2015 y los dos primeros meses del 2016, más del 10% de la producción de salmón en Chile, ha sido certificado de acuerdo al estándar Aquaculture Stewardship Council (ASC), un esquema de certificación y etiquetado para el cultivo de alimentos de origen acuático de forma responsable.

“Este es un resultado alentador, no sólo porque el ASC es reconocido como uno de los estándares ambiental y socialmente más aceptado para la producción de alimentos de origen acuático de cultivo, sino también debido a que las granjas certificadas por ASC en Chile han empezado a entrar en funcionamiento durante los dos últimos años” dijo Christina Torres, coordinador del programa marino de WWF-Chile. Ella agregó: “el número y el volumen del salmón certificado por ASC producido en Chile representa un importante paso hacia la producción responsable de salmón, pero esperamos mayores esfuerzos en los próximos años”.

“Estamos ayudando a moverse a toda la industria del salmón hacia prácticas de cultivo más responsable, y el estándar ASC provee una herramienta adecuada para alcanzar esto. El estándar ASC para el salmón fue desarrollado durante casi una década de diálogo entre el sector y otras partes interesadas, incluido WWF. Esta incluye estrictos controles para minimizar los impactos negativos sobre el ambiente acuático y sobre las poblaciones de salmón silvestres, por ejemplo, manteniendo la calidad de agua, minimizando el uso de químicos y antibióticos y previniendo el escape de los peces. El estándar también descarta el uso de salmones modificados genéticamente”.

El objetivo de WWF es que el 70% del salmón mundial producido a través de la acuicultura este certificado por ASC en el 2020.