Dhaka, Bangladesh.- La producción de “Rui”, una variedad muy popular de carpa, podría incrementarse en 30% a través de la mejora de su genoma en los próximos seis años, informaron los científicos de la UNB.

Algunas variedades de peces que son cultivados de forma intensiva, como la tilapia, han registrado mejoras significativas en el crecimiento debido a la selección genética, sin embargo, hasta ahora en Bangladesh se han usado las poblaciones naturales de carpas como fuente de reproductores de “buena calidad” para la producción de semilla, informó el medio The Bangladesh Today.

El especialista de genética de peces, Dr. M Gulam Hussain del WorldFish dijo que los productores frecuentemente alegan que los alevinos de Rui no tienen el crecimiento esperado en sus piscigranjas debido a la endogamia de los peces, pero este problema será superado con la mejora del genoma.

Para tomar ventaja de la moderna tecnología de selección genética e independizarse de las poblaciones naturales, WorldFish Bangladesh y South Asia han lanzado el  Rohu (Rui) Genetic Improvement Program (RGIP) bajo en financiamiento del proyecto Aquaculture for Income and Nutrition (AIN) de USAID.

RGIP se inició en dos piscigranjas privadas en Jessore en julio de 2014. Pero, los huevos de tres poblaciones silvestres de Rui fueron recolectadas de los ríos Halda, Jamuna y Padma durante la estación reproductiva de la carpa en el 2012 y criados en estanques de productores, y subsecuentemente los juveniles de las tres poblaciones fueron criados hasta la madurez sexual en dos estanques en Mukteshwari Carp Hatchery y Niribili Palli Carp Hatchery en Jessore.

Para mantener las poblaciones separadas, cada pez fue marcado con una marca digital passive integrated transponder (PIT). A mediados de julio del 2014, un total de 210 familias completas de hermanos fueron producidos a través de un solo par coincidente de estas poblaciones usando un diseño completo de cruce dialelo.

Después, Hussain indicó que las pruebas continuaron para mejorar genéticamente al Rui mediante la selección de cruzamiento, con un pez rui macho de Halda y peces hembras de Jamuna o Padma.

El científico dijo que estas pruebas se realizaron para verificar el genotipo mediante las interacciones ambientales para el crecimiento y supervivencia de Rui bajo sistemas de mono y policultivo, y finalmente para establecer una población base (población con amplia variedad genética) para el mejoramiento genético de Rui en Bangladesh.

La cosecha final (al finalizar el segundo año), dentro de la selección de familias será usada para la producción de la próxima generación (los mejores individuos de cada familia serán seleccionados en términos de valores genético para que sean los padres de la próxima generación).

Las implicaciones de los resultados ayudarán a desarrollar un programa eficiente de cría selectiva para el Rui como una fuente sostenible de producción de semilla de buena calidad, destacó Hussain, agregando que la primera generación de Rui mejorada genéticamente será desarrollada después de dos años.

El jefe adjunto del proyecto AIN, Naseem Ahmed Aleem informó que se espera de un incremento del 10% en la tasa de crecimiento en cada generación y después de tres generaciones de selección genética, la línea tendrá en promedio una tasa de crecimiento 30% superior a las de las poblaciones fundadoras.

Subsecuentemente, Ahmed indicó que la línea Rui de su núcleo de cría de carpas se difundirá a nivel de productor para el año 2022.