Sutherland, Escocia.- Un productor de salmones ha introducido, en sus cultivos, pelotas y juegos de ocultar y buscar, para evitar que los peces jóvenes muerdan las aletas de otros por aburrimiento.

Loch Duart ha comenzado a poner pelotas plásticas de colores brillantes para que los peces juveniles jueguen con ellas, informó el medio The Scotsman.

El equipo comenzó a buscar respuestas debido a que los salmones jóvenes en los hatcheries muerden las aletas de otros salmones. Si no se controla el daño puede tener un serio efecto a largo plazo sobre la salud y calidad de los peces.

El administrador del hatchery, David Roadknight y su equipo identificaron la idea innovadora para proveer distracción para los peces jóvenes.

Roadknight dijo: “Esto puede conducir a problemas de comportamiento, con los peces dominantes mordiendo las aletas dorsales de sus compañeros de tanques, una especie de juego de etiquetado de peces con consecuencias”.

Una de las principales causas del mordisqueo es la interrupción de la alimentación, ya sea accidental o intencional, que hacen que el salmón esté con hambre y agresivo.

Él agregó: “Otros factores como la baja corriente del agua y las mayores densidades de cultivo también pueden contribuir, pero esto también podría estar vinculado a otros problemas de comportamiento, como el aburrimiento”.

“Cuando Loch Duart empezó a ver esto, nosotros empezamos con información anecdótica y experimental, demostrando que un abastecimiento de alimentos consistentes y adecuada reduce la cantidad del daño de las aletas, pero no elimina esto”.

Además de las pelotas, Duart esta poniendo tiras de lona en el agua para dar a los peces un lugar donde esconderse.

Roadknight manifestó: “El ocultamiento es un instinto natural esencial para la supervivencia de los peces jóvenes y ahora son capaces de hacerlo. El ocultamiento también da medidas de protección contra los peces ‘matones’, los principales culpables de las mordeduras”.

Duart ha notado una reciente mejora en la calidad de la aleta dorsal y los científicos de la Stirling University están evaluando este nuevo enfoque.

Jimmy Turnbull, profesor de salud y bienestar de poblaciones acuáticas en la Stirling University, manifestó: “Esto obviamente es un estudio muy pequeño y no podemos extrapolarlo más allá, pero los peces en los tanques con los dispositivos parecen tener mejores aletas y esto es muy prometedor”.