España.- La tesis doctoral titulada “‘Patoxenia da enteromixosis do rodaballo: interacción parasito-hospedador e resposta inmunitaria”, que presentó el italiano Paolo Ronza en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), trata de responder algunos de las principales interrogantes que existen sobre la enteromixosis y llega a conclusiones que pueden servir de base para el diseño de métodos de prevención y control de la enfermedad de origen parasitario que en la actualidad se ha convertido en una de las patologías más graves con mayor incidencia en el rodaballo.

Según informó el medio GCiencia, Ronza realizó la investigación bajo la dirección de los profesores de USC Maribel Quiroga, Alberto Pose y Belén Gómez, y es fruto de los grupos de investigación de Anatomía Patológica Veterinaria (Gapavet) y Genética para la Acuicultura y Conservación de los Recursos Biológicos (Acuigen) de la Facultad de Veterinaria de Lugo. Esta tesis amplia los estudios encaminados a conocer las enfermedades del rodaballo, que constituyen una amenaza para su producción, así como la implantación de programas de mejora genética realizada por los científicos de USC en los últimos 20 años.

Las conclusiones recogidas en la tesis de Ronza constituyen un hito importante en el conocimiento de la enteromixosis del rodaballo y aporta nuevos datos sobre las estrategias empleadas por el parásito para invadir al hospedador y los mecanismos fisiopatológicos que provocan los signos clínicos y las lesiones en los peces parasitados.

El alcance de la investigación es mayor en la coyuntura actual, en que la acuicultura es el sector de mayor proyección en España, constituyéndose en una alternativa necesaria para satisfacer la demanda actual de pescado y representa un importante motor de desarrollo en las zonas costeras.

Galicia es uno de los líderes mundiales en acuicultura gracias a sus condiciones naturales. De hecho, Galicia es la Comunidad Autónoma líder en la cría intensiva de rodaballo, con un 99% de la producción española. El éxito del cultivo se debe, en gran medida, al profundo conocimiento científico y tecnológico que tuvo lugar en las últimas dos décadas, para lo que resultó primordial la estrecha colaboración entre empresas, investigadores y administración.