Escocia.- El productor de salmón Scottish Sea Farms (SSF) ha invertido más de £4 millones en nuevo equipos, que usan un enfoque libre de químicos, para controlar el piojo de mar. Las pruebas del dispositivo Thermolicer se vienen realizando en Shetland.

Este trabaja mediante el baño de los peces en agua tibia, capitalizando la baja tolerancia del parásito a cambios bruscos en la temperatura, informó el medio BBC. No se usan químicos y los peces se mantienen ilesos en el proceso, según SSF.

El Thermolicer, que es construida por la empresa noruega Steinsvik, se monta en un barco. Cada máquina puede tratar hasta 80 toneladas de peces por hora.

El piojo de mar es un parásito que se presenta de forma natural y que es responsable por pérdidas significativas para las poblaciones de peces silvestres y de cultivo. Se prenden del salmón, comen su piel y su sangre, y pueden causar infecciones.

El desafío del piojo de mar

SSF informó que desea compartir sus experiencias del uso de Thermolicer con otros productores de salmón en Escocia.

Ralph Bickerdike, jefe de salud de los peces en SSF, manifestó: “El piojo es un desafío para todos los piscicultores en la mayoría de las zonas productoras de salmón. En Scottish Sea Farms tenemos la intención de ser parte de la solución a este reto”.

“Nuestro trabajo con SAIC (Scottish Aquaculture Innovation Centre) y otros socios de la industria en esta área ya viene cosechando enormes beneficios a través de nuestro trabajo con lábrido y lumpfish, variedades de peces limpiadores”.

“El Thermolicer es el último paso en el desarrollo de herramientas alternativas para mantener una solución sostenible a la gestión de la salud de los peces”.