En la próxima reunión de Convention on International Trade in Endangered Species of Wild Fauna and Flora (CITES) que se realizará en Sudáfrica, entre el 24 de septiembre y el 5 de octubre, se evaluará la inclusión de tres especies de peces ornamentales: el pez cardenal Banggai (Pterapogon kaudemi), pez ángel Clarion (Holacanthus clarionensis) y la raya de río (Potamotyrgon motoro).

Al respecto, mediante un comunicado la Ornamental Aquatic Trade Association (OATA) informa que la “Unión Europea está proponiendo que el pez cardenal Banggai sea listado en el Anexo II, lo cual restringiría el acceso a este pez marino. La secretaría de CITES apoya la propuesta, pero no apoya las restricciones sobre las otras dos especies”.

Según la organización esta propuesta de la UE no es respaldada por Indonesia. Este país considera que listar el pez en el Anexo II no apoya sus procesos de gestión de la especie.

“Poner una especie en el Anexo II pone restricciones en la comercialización de esa especies. El país de origen debe elaborar un informe de que la captura no fue perjudicial para permitir que las especies sean exportadas” destaca OATA. Además, la organización informó que la UE también podría poner restricciones adicionales a las especies importadas a Europa. “Si esta propuesta es exitosa, sin duda, va a afectar nuestra industria a través de gravámenes de importación más altos y podría impedir la importación de cardinal Banggi silvestre a la UE” informa OATA.

La organización hace hincapié de que la propuesta de incluir el pez cardenal Banggai en el Anexo II es una repetición de un anterior intento fallido del año 2007. Sin embargo, OATA cree que la propuesta actual no muestra ningún beneficio de la medida.

“Si bien la propuesta indica que hay un continuo descenso en las poblaciones de los peces cardenal Banggai dentro de su área de distribución original en el Archipiélago de Banggai, no es clara en identificar los principales factores para la disminución de la especie” indica OATA. La organización dice que otras amenazas para las especies como la destrucción del hábitat sea probablemente más significativa que el comercio, y que se puede esperar que aumente si se pierde el incentivo comercial para la protección de la especie.

“OATA no cree que la inclusión en la lista de CITES ayude a la situación de conservación para esta especie. Creemos que es inapropiado que la Unión Europea toma una decisión sin el apoyo del país de origen, particularmente cuando se podría afectar innecesariamente a las comunidades pesqueras que no tienes muchas otras opciones de sustento” destaca la organización.

Puede revisar las recomendaciones de la secretaría de CITES para el encuentro en:
https://cites.org/sites/default/files/eng/cop/17/WorkingDocs/E-CoP17-88-01-A1.pdf