Ecuador.- Con el propósito de controlar la captura, cultivo, cría y comercialización de paiche -el segundo pez de agua dulce más grande del mundo- los ministerios de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) y del Ambiente (MAE) firmaron un acuerdo que regula el manejo y aprovechamiento de esta especie.

Mediante este acuerdo se busca normar, de manera técnica, la cría y reproducción, para lo cual el MAE autorizará la captura de especímenes silvestres a los usuarios que mantengan vigente la patente de zoocriadero y la autorización para el ejercicio de la actividad acuícola.

Esta normativa recalca que “la cantidad de captura de adultos con propósitos de reproducción será de máximo doce (12) individuos silvestres anuales con tallas entre un metro (1,00 m) a un metro con sesenta centímetros (1,60 m) de longitud total”.

Según un informe del Proyecto Agenda de Transformación Productiva Amazónica – Reconversión Agro productiva Sostenible en la Amazonía Ecuatoriana (ATPA), del MAGAP, el cultivo de paiche nace por la necesidad de buscar nuevas alternativas de conservación y producción sostenible en la Amazonía. Se trata de una especie de gran potencial para la piscicultura, al ser un pez nativo de la zona y que genera economía en la región.

El acuerdo establece que la Subsecretaría de Acuacultura del MAGAP y la Dirección Nacional de Biodiversidad del MAE ejecutarán los requisitos establecidos en el Reglamento a la Ley de Pesca y Desarrollo Pesquero.

En el caso de los proyectos de operación de laboratorios de producción de especies bioacuáticas (centros de reproducción) se necesita la patente de zoocriaderos de producción de fauna silvestre, emitida por el Ministerio del Ambiente.

Para los proyectos de fase de cultivo en tierras privadas, se debe cumplir las medidas de seguridad para evitar escapes de paiche del ambiente controlado al silvestre, aprobadas por el MAE, en el caso de proyectos fuera del área de distribución natural de la especie.

Los dos tipos de proyectos requieren el permiso de investigación científica, emitido por el Instituto Nacional de Pesca (INP) y la autorización del uso de agua, emitido por parte de la Secretaría Nacional del Agua (SENAGUA).

Arturo Silva, gerente general de Acuatilsa, productor de la provincia de Pastaza, consideró “importante que la producción del paiche sea potencializada, porque es un referente de la biodiversidad amazónica” y que es de consumo regular de los pobladores de la región.

Agregó  que su carne tiene un alto valor nutritivo y por consiguiente un alto valor económico, y aclaró que el aprovechamiento no solo es la carne sino también sus escamas en la elaboración de artesanías.

Además, el ATPA continuará estudiando las necesidades óptimas de reproducción en cautiverio de esta especie para aportar a su conservación y manejo responsable.