Filipinas.- No todos los parásitos son inútiles. Las especies de Acanthocephala (llamado Acanthogyrus sp), puede infectar a los peces, pero también los puede ayudar, concluye un estudio del Institute of Biological Science de la University of the Philippines Los Baños.

El estudio encontró que los peces infectados con los parásitos tenían los menores niveles de metales pesados, comparado con los peces no infectados por los parásitos. Las diferencias en los tejidos de los peces parasitados y los no parasitados es “notable”, según el estudio.

La infección de Acanthocephalan sólo afecta el tamaño o peso del huésped, pero no tiene efecto significativo inmediato sobre la salud de los peces.

El Dr. Vachel Gay V. Paller, científico de NRCP, dijo que cuando el número de parásitos se incrementa, la longitud de la tilapia disminuye.

“Tilapias más pequeñas no tiene que ser mal. Algunas tienen parásitos, pero estos parásitos pueden salvar a los consumidores de la posible asimilación de metales pesados. Además, los parásitos están en aquellas partes (branquias e intestino) que los consumidores probablemente descarten”.

Realizado en siete lagos de San Pablo, Laguna (Bunot, Calibato, Mohicap, Palakpakin, Pandin, Sampaloc y Yambo), el estudio tiene como objetivo el ayudar a los productores a entender y controlar la infección de acanthocephalan entre los peces en los lagos.

Acanthogyrus sp. fue hallada en las siguientes especies de peces: Oreochromis niloticus, P. managuensis, Vieja y tilapia roja. La tasa más alta de infección de Acanthocephalan fue registrada en el lago Palakpakin.