Perú.- Con obras que integran la responsabilidad social y económica de pequeños productores de truchas en las zonas alto andinas, el Gobierno Regional de Apurímac, llega a los lugares más remotos de la región Apurímac para entregar módulos de jaulas para la producción de trucha arco iris en la laguna de Choyocca. Además de afianzar la producción son alimentos de fácil digestión y aportan múltiples beneficios para la salud de los niños. Son ricos en proteínas, vitaminas y minerales como el hierro, necesario para combatir la anemia y la desnutrición.

Las obra fue ejecutada a través del Proyecto “Mejora de la cadena productiva de la trucha arco iris en la región Apurímac” para alcanzar el incremento del nivel de competitividad en la cadena productiva; como consecuencia de mayor producción de semilla de calidad aprovechando la presencia de infraestructura acuícola mejorada para la crianza y cosecha de trucha, así como la gestión asociativa para la producción y comercialización y la articulación a los mercados locales, regionales y nacionales.

El módulo de crianza de la trucha arco iris en la laguna Choyocca, tiene una capacidad de producción de 40 mil ejemplares por campaña, las que en un periodo de seis meses estarán aptos para su consumo humano. También se ha construido el módulo de vivienda para guardianía y dirección técnica.

La llagada de los funcionarios de la gerencia regional de desarrollo económico, causó gran expectativa entre la población que por primera vez veía visitar a funcionarios del Gobierno Regional con obras que se hacen realidad.

El Ing. Edmundo Salas representante de la Gerencia Regional de Desarrollo Económico, resaltó el compromiso y la visita a más de 4000 mil metros de altura de los funcionarios del Gobierno Regional de Apurímac, con la finalidad de hacer entrega de esta obra de suma importancia para los productores y la alimentación de la población, Edison Maldonado Triveño, presidente del fundo Choyocca: “Estamos sumamente emocionados al tener una autoridad que sí se preocupa por los que menos tienen y que viven en condiciones extremas para salir adelante; no tengo palabras para agradecerle señor presidente, solo la gratitud por su presencia”.

Los funcionarios del GORE Apurímac, agradecieron las muestras de cariño de los pobladores al recibirlo en un lugar tan apartado, y resaltó las ganas de salir adelante de la gente con la crianza de truchas.