Noruega.- Un inventor está desarrollando un nuevo y sofisticado método para rastrear los salmones de cultivo que escapan. El método usa el iris del ojo del salmón. La tecnología viene siendo usada para desarrollar una aplicación para teléfonos inteligentes para los pescadores deportivos.

Es en la isla Frøya, conocida por el cultivo del salmón, que el inventor  Frank Jakobsen de Frid Tech AS está desarrollando un método mejorado para clasificar los salmones de cultivo que escapan.

“Mediante el escaneo del iris en el salmón de cultivo y el uso de perfiles que estas exploraciones producen, seremos capaces de reconocer y rastrear los salmones recapturados” dijo Jakobsen en una entrevista con el medio Norwegian Broadcasting Company (NRK) informó Aquaculture Communication Group.

Él está trabajando con científicos del Norwegian Institute for Nature Research (NINA). En un proyecto financiado por el Norwegian Research Council, ellos están evaluando si el reconocimiento del iris trabaja tan bien para identificar los peces, así como se identifica a la personas.

“Si podemos alcanzar la precisión que estamos buscando, esto podría permitir que cualquier con una cámara o un teléfono inteligente determine el origen del pescado que ha capturado” destacó Jakobsen.

Etiquetar a todos los salmones de cultivo con la finalidad de facilitar la identificación de los peces que escapan en el rastreo de donde proviene, es una prioridad polític alta en Noruega. Si el método de Jakobsen funciona, los productores no tendrán que etiquetar a cada pez. Será suficiente con escanear los ojos de cada pez, lo cual permitirá ahorrar dinero a los productores. Esto también mejorará el bienestar animal. En el actualidad, los productores pueden etiquetar a sus peces con recortes de las aletas, análisis mineral de las escamas, métodos genéticos y análisis de los huesos en los oídos de los peces.

Los científicos fueron capaces de alcanzar un 77% de exactitud de reconocimiento usando la primera versión del software. Después de mejoras significativas al software ellos ahora alcanzaron un 98% de exactitud. Las pruebas iniciales fueron realizados por Nofima.