Australia.- La extensión del problema de las focas que afectan a los mayores productores de salmón ha sido revelado, después que 700 de los mamíferos fueron “reubicados” en los últimos cuatro meses.

Según los datos obtenidos por el medio The Australian, 711 focas protegidas fueron reubicadas de las jaulas salmoneras en Tasmania desde junio a finales de septiembre del año pasado.

Bajo esta práctica, las focas halladas alrededor o dentro de las jaulas de cultivo de peces son pesadas y relocalizadas cientos de kilómetros, generalmente son llevadas desde el sur al norte de Tasmania. Las focas pueden estresarse y algunas veces mueren durante la reubicación, otras nadan directamente de regreso a las piscigranjas después de su liberación.

Después de tres procesos de reubicación regulados por el gobierno, las focas reincidentes o agresivas pueden ser sacrificadas.

Los datos muestran que el gobierno aprobó 45 acciones contra las focas en un período de cuatro meses, cuatro focas fueron sacrificadas.

El cultivo de salmón es el subsector pesquero de mayor valor en Australia, con ingresos de $720 millones al año y emplea a más de 200 personas.

Existe una creciente preocupación sobre el impacto ambiental y el Gobierno del Estado rechazó las solicitudes de The Australian para obtener los datos sobre las interacciones de las focas con las piscigranjas.

El medio de The Australian obtuvo datos de que el 96.5% de las reubicaciones de focas fue realizado por la empresa salmonera Tassal Ltd.