Bogotá, Colombia (@Aunapcolombia).- El Director de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca, Aunap, visitó el municipio de Barrancabermeja para escuchar a los pescadores, apoyar el fomento de la actividad con la entrega de 180 mil alevinos y 30 tabletas, que hacen parte del proyecto para acercar estas comunidades a las tecnologías y hacerlas cada vez más competitivas.

Según el Director General de la Aunap, Otto Polanco Rengifo, “mi visita responde al compromiso con las comunidades de hacer seguimiento a los convenios que se han firmado, verificar si los compromisos se han cumplido, en qué necesidades reales podremos invertir los recursos para esta vigencia y, entregar incentivos para facilitar los proyectos de vida de pescadores que le están apostando a la educación”.

Para Polanco, es necesario apoyar a los pescadores para que se formen y sean líderes más estructurados en defensa de los derechos de sus comunidades. “En la medida en que ellos se eduquen, podrán tener más representantes. Es decir, mayor capacidad para exponer sus realidades a las Entidades del Estado o a quien crean conveniente”, añadió.

En su encuentro con los pescadores artesanales, el Director General señaló que aunque desde Bogotá se han articulado algunos proyectos que impactan socioeconómicamente las comunidades, es necesario escuchar y enfatizar en sus necesidades. “Una cosa es la que piensa uno en Bogotá y otra las que necesitan realmente”, afirmó.

Frente a la afectación por avalanchas, Polanco manifestó que aunque la causa es netamente ambiental, la consecuencia afecta directamente a los pescadores; por esta razón, la Aunap dispuso de sus funcionarios en zonas afectadas, quienes serán los encargados de hacer un censo para conocer las poblaciones pesqueras damnificadas.

El Director de la Autoridad habló también de los peces que están apareciendo muertos a orillas del río Magdalena y que inquieta a esta población, por su cercanía con el afluente.

Al respecto manifestó: “Si el pescado está vivo y coleteando, se puede consumir. Si por el contrario está muerto, yo no lo haría. Este es un asunto sanitario y se debe hacer un control estricto, además de la recolección inmediata de los peces para no generar contaminación por mortandad”.

Con estas visitas la Autoridad Pesquera busca acercar al Director General a las comunidades, incentivar a los pescadores a que sigan creyendo en su actividad y destinar los recursos adecuadamente, con iniciativas acordes a las necesidades de las poblaciones pesqueras colombianas.