Bolivia.- En el entendido de que toda explotación de los recursos naturales renovables, debe estar sustentada en estudios de investigación científica, es que en el año 1981 se creó el Centro de Investigación de Recursos Acuáticos (CIRA) dependiente de la Universidad Autónoma del Beni (UAB). Hoy en día, el museo del CIRA cuenta con 330 especies de colección en exhibición y una base de datos de ictiología con un registro de 430 especies. Esto lo pone como uno de los museos más completos de Bolivia.

El centro está formado por la parte de ictiología, piscultura y el área de lagartos. Reinaldo Cholima es investigador del CIRA en el área de ictiología. ´´Actualmente nos encontramos realizando la clasificación de las diferentes especies de peces que fueron colectadas los años 2014 y 2015 en el Departamento de Pando, en los Ríos Manuripi, Tahuamanu y Orton´´, comenta Cholima. ´´También, en trabajos realizados el 2012 hemos encontrado como 15 especies que no estaban registradas para la cuenca del río Beni y como nueve especies nuevas´´, mencionó el investigador.

En su trabajo, Reinaldo y su equipo primero deben realizar una pre clasificación de las especies que colectan en campo, toma de fotografías, colocado de códigos y el registro. Luego, traen las especies para realizar una identificación más detallada en el laboratorio, que ratifique la clasificación previa. En este trabajo han logrado identificar nuevas especies de pirañas en Bolivia, las que aún no han sido descritas y están aún siendo analizadas por otros investigadores para verificar si se trata de una nueva especie.

El CIRA busca investigar al Paiche

Federico Moreno es el director del CIRA, el explica a la RAI que una de las amenazas que existe actualmente en Bolivia es el pez invasor Paiche (Arapaima gigas) que ha escapado de Puerto Maldonado hacia el río Madre de Dios, y de allí hacia el río Beni.

Moreno nos explicó que en las inundaciones de 2014 se cree que el Paiche entró por una serie de lagunas que hay por la Provincia Yacuma, desviando la parte de Cachuela Esperanza por donde no podía pasar, y entonces ha logrado ingresar hasta el río Mamoré. De esa manera, en el 2016 el CIRA realizó muestras de laboratorio con análisis filogenético, para determinar por medio de estudios de qué tipo de Paiche se estaría tratando.

En marzo, el CIRA, en coordinación con el Instituto Francés de Investigación para el Desarrollo (IRD) realizarán una expedición para ir en busca del Paiche y poder determinar con mayor precisión los impactos de esta especie.

"Aún no sabemos hasta donde va a llegar este pez, ya se está asentando en los meandros de los ríos, y en un análisis del contenido de su estómago encontramos que se alimenta de varios peces. Esto pone en peligro a todas las especies, ya que debido a su gran tamaño no tiene un depredador natural. El único depredador natural es el hombre", mencionó Moreno.

Mayor información en: http://www.raibolivia.org/centro-de-investigacion-de-recursos-acuaticos-cira/

Fuente: RAI